Ir a noticias

AYUDAS VERDES

Modificado el Reglamento General de Exención por Categorías para facilitar la transición verde

Reglamento General de Exención por Categorías

Las ayudas a la investigación, el desarrollo y la innovación reciben un nuevo impulso por parte de la Comisión Europea. El 1 de julio – tras su publicación, el día anterior, en el Diario Oficial de la UE – entraron en vigor las modificaciones al Reglamento General de Exención por Categorías (RGEC), que Bruselas había aprobado en marzo con el objetivo de facilitar la concesión de ayudas verdes necesarias a sectores clave en el marco del Plan Industrial del Pacto Verde Europeo.

El RGEC declara categorías específicas de ayudas estatales compatibles con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, siempre que cumplan determinadas condiciones. Por lo tanto, exime a esas categorías de la obligación de notificación previa y de aprobación por parte de la Comisión, lo que permite a los Estados miembros conceder directamente la ayuda e informar a la Comisión únicamente a posteriori.

Mayor flexibilidad en el Reglamento General de Exención por Categorías

Con la modificación del Reglamento General de Exención por Categorías se otorga a los Estados miembros de la UE una mayor flexibilidad para formular y ejecutar ayudas en sectores clave de producción de tecnologías limpias en Europa. Estas nuevas normas sentarán, además, las bases para encarar algunos de los efectos económicos derivados de la guerra de Rusia contra Ucrania.

Estas son las modificaciones aprobadas por la Comisión Europea en el Reglamento General de Exención por Categorías:

  • Aumento y racionalización de las posibilidades de ayuda en el ámbito de la protección del medioambiente y la energía, entre otras cosas para sostener la implantación de las energías renovables, los proyectos de descarbonización, la movilidad ecológica y la biodiversidad, y para facilitar las inversiones en hidrógeno renovable y aumentar la eficiencia energética.
  • Aumento de los umbrales de notificación para las ayudas a la protección del medioambiente y para las ayudas en materia de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i).
  • Facilidad para la ejecución de determinados proyectos en los que participen beneficiarios de varios Estados miembros, tales como los Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (IPCEI en sus siglas en inglés), en el ámbito de la investigación y el desarrollo, aumentando las intensidades de ayuda y los umbrales de notificación.
  • Simplificación para la financiación de riesgo a las pymes y a las empresas emergentes, así como a los productos financieros que cuentan con el respaldo del fondo InvestEU.
  • Ampliación de las posibilidades de formación y reconversión profesional en todos los sectores, al eximir de la notificación las ayudas a la formación inferiores a los tres millones de euros.
  • Exención por categorías de las ayudas concedidas por los Estados miembros para regular los precios de la energía, tales como la electricidad, el gas y el calor producidos a partir de gas natural o electricidad.
  • Se prorroga el RGEC hasta finales de 2026 en aras de la seguridad jurídica y la estabilidad normativa.
  • Ampliación de los umbrales del RGEC incluso fuera de los ámbitos objeto de examen específico para tener en cuenta el período de validez más extenso de las normas.
  • Ajuste de las disposiciones del RGEC a las nuevas Directrices sobre las ayudas de finalidad regional, las Directrices sobre ayudas estatales en materia de clima, protección del medioambiente y energía, las Directrices sobre financiación de riesgo, el Marco sobre ayudas estatales de investigación y desarrollo e innovación y las Directrices sobre banda ancha.

Un cambio que viene de lejos

El Reglamento general de exención por categorías de 2014 exime a determinadas categorías de ayudas estatales del requisito de notificación previa a la Comisión Europea, cuando los beneficios para la sociedad compensan los posibles falseamientos de la competencia. En enero de 2019, Bruselas puso en marcha una evaluación de determinadas normas sobre ayudas estatales de la que resultó la necesidad de acometer algunos ajustes en casos concretos.

La Comisión Europea invitó en octubre de 2021 a los Estados miembros y a todas las demás partes interesadas a presentar sus observaciones sobre algunas propuestas de modificación del RGEC. El resultado fue la aprobación, el 9 de marzo pasado, de las modificaciones que han entrado en vigor este mes y que, en las intenciones de Bruselas, contribuirán a agilizar las inversiones y la financiación destinadas a la producción de tecnologías limpias en Europa.

This site is registered on wpml.org as a development site.