Ir a noticias

Webinar

Ecosistemas de innovación: lecciones aprendidas y tendencias de futuro

ecosistemas de innovacion

Más allá de los obstáculos y de las dificultades que pueden presentar, los ecosistemas de innovación son un motor fundamental para el emprendimiento. Los protagonistas del webinar Ecosistemas de innovacion: lecciones aprendidas y tendencias de futuro, organizado por Zabala Innovation este miércoles, arrojaron luz sobre las oportunidades que estos ofrecen, expusieron casos de éxito y explicaron de qué forma la financiación en cascada puede impulsarlos.

Ideas claves para impulsar ecosistemas de innovación

En su introducción, Guillermo Dorronsoro, management board advisor de Zabala Innovation, hizo una rápida incursión en la historia de este concepto, desde las primeras investigaciones sobre el sistema de innovación del economista sueco Bengt-Åke Lundvall, en 1985, hasta su consolidación definitiva en la última edición del Manual de Oslo de la OCDE (2018), y las contribuciones sobre la open innovation de otro economista, Henry Chesbrough.

Dorronsoro concluyó su intervención con la exposición de un decálogo de ideas básicas para gestionar correctamente la innovación abierta:

  • Insertar la innovación abierta en el modelo de gestión de la innovación y la estrategia.
  • Insertar el emprendimiento en el ecosistema de innovación abierta.
  • Cambiar de una cultura de personas cerradas a otra, formadas por personas abiertas.
  • Asumir que construir el ecosistema es un trabajo de largo plazo, de prueba y error.
  • Conectar las estrategias y los planes que la empresa plantea en digitalización, sostenibilidad e innovación.
  • Optimizar la financiación pública del ecosistema.
  • Implicarse en la gobernanza del ecosistema local, regional, nacional y europeo.
  • Establecer objetivos e indicadores, para medir y mejorar en ciclos de medio y largo plazo.
  • Entender cómo tiene que evolucionar la función de compras: hacer de los proveedores unos aliados.
  • Implantar herramientas avanzadas, como la plataforma de innovación Kaila.

Los beneficios del intraemprendimiento

El testigo de esta primera contribución fue recogido por Enrique Olarte, coordinador de Innovación abierta y Subvenciones de la compañía de transporte de gas natural y gestor técnico del sistema gasista español Enagás. Olarte explicó que la idea de la compañía de jugar un papel relevante en la transición energética utilizando la innovación abierta se tradujo en la creación, en 2016, de Enagás Emprende. A través de este capital riesgo corporativo, la compañía invierte en startup con un TRL muy bajo (3, 4 o 5) y que apuesten sobre todo por renovables como hidrógeno y biogás.

La compañía utiliza la experiencia y el conocimiento de los que ya dispone, invitando a toda la plantilla a presentar ideas de emprendimiento. De esta forma, los proyectos de startups que pasan unas primeras fases de selección entran en un proceso de aceleración cuya duración varía entre dos y seis meses. El resultado hasta ahora ha sido la creación de ocho startups lideradas por extrabajadores de la compañía. En cada una de ellas, Enagás pone el grueso de la inversión.

“Una de las claves del éxito del intraemprendimiento es proporcionar una ayuda constante desde Enagás, para acompañar estas startups y mimarlas”, subrayó Olarte, quien señaló otro beneficio de este modus operandi: la posibilidad de crear nuevas líneas de negocio internas, a partir de sus jóvenes protegidas. Antes de finalizar su intervención con cuatro ejemplos de estas startups ya operativas (tres de ellas internalizadas), Olarte hizo hincapié en el rol fundamental que juega el liderazgo de la dirección general de la compañía para el éxito de la estrategia de innovación abierta.

Involucrar a todos los actores del ecosistema en la descarbonización

La necesidad de implicar a la alta dirección de la empresa en este tipo de procesos fue también el punto de partida de la contribución de Eduardo Jiménez, responsable de Promoción de proyectos de innovación de la empresa energética Iberdrola España. En un escenario de productos y servicios que ha cambiado radicalmente en las últimas dos décadas, desde Iberdrola creen que las nuevas oportunidades que surjan en la siguiente podrán ser evaluadas oportunamente contando con el conocimiento externo, las startups, unos mecanismos internos creados ad hoc por la empresa y la cadena de proveedores.

Ejemplo de ello, la planta de hidrógeno verde de Iberdrola en Puertollano – la primera en España para la producción de fertilizantes – surgió gracias a un análisis tecnológico y de mercado en el que convergieron todas las visiones y experiencias de distintos actores. De esta forma, la compañía, que en 2021 dedicó 337 millones de euros en actividades de innovación, ha podido lanzar la nueva unidad de negocio sobre hidrógeno verde y varios proyectos en este ámbito.

Tras mencionar el proyecto Misiones Flexener, el programa de innovación con proveedores vizcaínos y la cooperación de Iberdrola con E.ON y Enel, junto con ABB y SAP para construir una cadena de valor de hidrógeno verde, Jiménez explicó en qué consiste Perseo, el programa de emprendimiento de la compañía dirigido a startups. Como parte del programa, este año Iberdrola creó Ventur Builder y el fondo Andrómeda. De cara al futuro, Jiménez se mostró convencido de que “la innovación abierta junto con alianzas estratégicas permite dar respuesta a los retos del sector energético, promocionando el desarrollo de nuevos productos y servicios, y acelerando inversiones”.

El cascade funding como oportunidad

Por último, Sara Mateo, líder del área de Emprendimiento de Zabala Innovation, resumió el papel de la consultora en el cascade funding, un esquema de financiación por el que la Comisión Europea, a través de sus programas, entrega fondos a entidades intermediarias para que estas los distribuyan a startups y pymes tecnológicas a través de convocatorias abiertas. De esta forma, desde 2014 Zabala Innovation ha coordinado o ha participado en 14 programas, de los que ocho están todavía en marcha, y, a través de este mecanismo, ha distribuido más de 35 millones de euros para apoyar a más de mil innovadores.

Un ejemplo de ello es Reach. Financiado por Horizonte 2020 (el precursor de Horizon Europe), este programa de incubación para startups y pymes tecnológicas que desarrollan experimentos innovadores dentro de cadenas de valor de datos involucra a 19 socios en nueve países y está dotado con 3,5 millones de euros. Seleccionadas a través de tres convocatorias, las 100 mejores ideas pasan a una incubación de 11 meses dividida en cuatro fases. Cada proyecto puede recibir una financiación de hasta 120.000 euros.

De entre las muchas colaboraciones surgidas gracias a Reach, Mateo mencionó Cystellar (Suecia y Reino Unido), una empresa de inteligencia geoespacial que proporciona al a ciudad de Bilbao una plataforma en la nube para monitorizar de forma continua las probabilidades de riesgos medioambientales; y Algomo (Reino Unido), una empresa que ayuda a automatizar el servicio al cliente de otras compañías y que ofrece a la televisión belga VRT resúmenes automatizados de artículos de noticias en holandés a través de un modelo de deep learning.

Mateo quiso acabar su intervención con dos mensajes clave. “Los programas europeos de financiación pueden ser una puerta abierta para una posible colaboración con otros actores del ecosistema innovador”, dijo. Y añadió: “Las grandes empresas y las corporaciones que quieran apostar por un modelo de innovación abierta podrían hacerlo a través de proyectos de cascade funding”.

Cerró el seminario online una breve ronda de preguntas, que fueron contestadas por Dorronsoro y Ortega.

 


 

Si te perdiste el webinar Ecosistemas de innovacion: lecciones aprendidas y tendencias de futuro, aquí tienes el vídeo.

This site is registered on wpml.org as a development site.