Ir a opiniones expertas

SOSTENIBILIDAD

Criterios ESG: avanzando hacia la sostenibilidad empresarial

criterios ESG
Irene Pelegrín

Irene Pelegrín

Consultora experta en el área de Innovación Social de Proyectos Europeos

La sostenibilidad es un principio que está cobrando cada vez más importancia en el ámbito empresarial, generando una gran cantidad de nuevas herramientas para su gestión, como los ahora tan populares criterios ESG. Sin embargo, la falta de precisión y el gran número de estándares y marcos privados, está generando gran confusión. Es cada vez más frecuente que las empresas reciban solicitudes de información en materia de sostenibilidad o tengan que adherirse a los marcos legales vigentes sin conocimiento de las herramientas existentes para ello, lo que genera costes innecesarios y evitables.

En los últimos años, se han visto grandes esfuerzos en el sector privado para acelerar la transición hacia un modelo económico más sostenible. Y, aunque la continua aparición de nuevas metodologías y marcos de seguimiento da lugar a confusión, estas iniciativas están siendo claves para guiar a las empresas en el desarrollo de sus relaciones con los grupos de interés. Es común ver el concepto de sostenibilidad confundido con otros conceptos como ESG, que se ha extendido rápido desde su presentación en el Foro de Davos en 2020, pero es importante tener en cuenta que no son lo mismo.

Los criterios ESG, una herramienta para lograr objetivos de sostenibilidad

Los criterios ESG son una herramienta para alcanzar objetivos de sostenibilidad. Deben su nombre a las siglas de tres áreas clave para medir información no financiera: Environmental (Ambiental), Social y Governance (Gobernanza). Suponen un punto de partida en la identificación de aspectos en materia de sostenibilidad que son relevantes tanto para la empresa como para sus grupos de interés. Los tres pilares abarcan diferentes elementos y las empresas deben reportar sobre los que consideran relevantes. Algunos ejemplos de los elementos que contemplan estos pilares son:

  • En el pilar Ambiental (Environmental), emisiones como los gases de efecto invernadero y emisiones contaminantes del aire, el agua y el suelo; uso de recursos, como si se utilizan materiales de producción reciclados y se asegura una correcta gestión de residuos; eficiencia energética, información relativa al uso de la tierra, biodiversidad, deforestación…
  • En la parte Social se abordan temas como la gestión del desarrollo de sus empleados, responsabilidades en cuanto a seguridad y calidad de sus productos, normas laborales de salud y seguridad, garantías de cumplimiento de derechos en sus cadenas de suministro…
  • Y, por último, en Gobernanza (Governance), se recogen cuestiones relativas a los derechos de los accionistas, la diversidad de los consejos de administración, la forma de remuneración de los cargos ejecutivos e información sobre comportamiento empresarial relativo a prácticas anticompetitivas y de corrupción.

Reducir la incertidumbre para garantizar la viabilidad

En el momento actual, en el que se observa una aparición de metodologías de medición y reporte diversas y heterogéneas, es fundamental buscar maneras de reducir la incertidumbre sobre la gestión de la sostenibilidad en los líderes de las empresas para garantizar la viabilidad de modelos empresariales sostenibles. Teniendo en cuenta que cada empresa tiene unas características diferentes, es muy difícil establecer unas reglas comunes y, muchas veces, se entiende la adopción de estrategias empresariales de sostenibilidad como un ejercicio de valores o como manifiestos públicos de compromiso sin cambio real en la operativa o la estrategia de una empresa. No obstante, va mucho más allá.

A nivel institucional, la UE lleva tiempo fomentando la gestión activa de la sostenibilidad por parte del sector privado a través de herramientas de financiación, como los fondos Next Generation EU, destinados a incorporar la innovación en la gestión la empresarial y, actualizando sus marcos legales.

El último ejemplo es la nueva directiva CSRD (Directiva sobre informes de sostenibilidad empresarial – por sus siglas en inglés) que establece criterios de informes de sostenibilidad más estrictos y amplia su ámbito de aplicación. El objetivo es disponer de información fiable, comparable y pertinente sobre los riesgos, oportunidades e impactos en materia de sostenibilidad corporativa.

Todavía no existe un marco estándar para que las compañías informen sobre cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) pero se está trabajando en ello. Es posible que, en algunos años, nos encontremos en un escenario en el que el impacto empresarial sea auditable y, por tanto, comparable. Las empresas que no estén preparadas se verán en una desventaja competitiva, no sólo a nivel de posicionamiento, sino también por los costes que una adaptación brusca pueda ocasionar.

Atracción del capital

Pero más allá de verlo como una obligación, las empresas deben considerar la sostenibilidad como una herramienta para mejorar las relaciones con los grupos de interés. Los principales usuarios de los informes de información no financiera son los inversores y las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil. Los primeros, porque desean conocer los riesgos y oportunidades de materia de sostenibilidad para la rentabilidad de sus inversiones. Los segundos, porque desean que las empresas sean sometidas a mayor escrutinio en cuanto al impacto de sus actividades comerciales en las personas y el medio ambiente.

Por lo tanto, incorporar la sostenibilidad en nuestros modelos de negocio es una herramienta para atraer capital y para identificar riesgos que puedan afectar a la deuda contraída. Genera valor para accionistas, clientes, proveedores, empleados y resto de grupos de interés, alineando la estrategia comercial con un impacto positivo a la sociedad y al medio ambiente.

Por todo ello, es importante destacar que los marcos de referencia o los criterios ESG deben actuar como guía, pero es clave que la sostenibilidad esté alineada con los objetivos estratégicos de la empresa. En Zabala Innovation acompañamos a clientes en sus estrategias de innovación y entendemos que innovación en sostenibilidad va mucho más allá de su proceso productivo, tiene que ser transversal a su modelo de negocio.

Cuando una empresa encuentra dificultades para incorporar la sostenibilidad en su modelo de negocio, tendrá dificultades para rendir cuentas a sus inversores, clientes, proveedores y demás partes interesadas, y se podrá ver expuesta a riesgos y pérdidas de oportunidades que podrían haberse identificado previamente. Como empresa que lleva años trabajando en el sector de la innovación, vemos clara la relación entre innovación y sostenibilidad: ambas buscan hacer mejor las cosas.

La innovación es clave para lograr los objetivos de sostenibilidad de las empresas, y juntas son necesarias para alcanzar los objetivos estratégicos de la empresa y maximizar su competitividad.

 

Persona experta

Irene Pelegrín
Irene Pelegrín

Sede de Bilbao

Consultora experta en el área de Innovación Social de Proyectos Europeos

No es el sector, es el proyecto

Lo importante no es seguir avanzando, sino saber hacia dónde ir. Y nuestra tasa de éxito del 37% demuestra que en Zabala sabemos guiar a nuestros clientes.

Áreas de especialización
This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.